Educación Creadora – El juego de pintar

7591d2b2e5a14bac540388c3aa07b5fe--arno

“Entre 1966 y 1972, Arno Stern viajó a lo largo y ancho del planeta para estudiar qué tipo de objetos representaban los niños de pueblos que aún no habían tenido contacto con la cultura occidental. Después de encontrar patrones comunes en lugares my alejados, su conclusión fue que la expresión creativa de los niños, cuando no está condicionada por los adultos, se rige por unas normas universales, a las que denominó <formulación>.”

Texto: Otra educación ya es posible, Almudena García

La formulación es un conjunto de trazos y leyes o mecanismos que tienen origen en el interior de nuestro ser, de las vivencias que guardamos en nuestra memoria aunque no nos demos cuenta, incluso desde que estábamos en el útero materno. Tiene más de setenta elementos como por ejemplo el torbellino, el gancho o los círculos.

olga-leticia-99214

Stern deja pintar a los niños libremente, simplemente por el placer de pintar. Los niños que acuden a si Closlieu en París, nunca llevan sus dibujos a casa para que no haya adultos que los judguen y quieran ver algo mas allá de unos colores y formas sobre un papel en blanco. No está relacionada esta teoría con la arte terapia, pero en cierto modo proviene de la necesidad de terapia, al permitir una forma de expresión que habitualmente es castrada.

Parece que los niños dejan de dibujar porque piensan que no saben hacerlo, un sinsentido que se puede a asemejar a que dejasen de hablar en su entorno, porque no lo hacen “bien” o lo que se supone que es “hacerlo bien”.

La figura con mayor exponente en el panorama de la Educación Creadora en España es Miguel Castro. El mismo tiene su propio taller DIRAYA y asegura que no es terapia, que es un preventivo para ella.

“La educación creadora tiene 3 principios que aplican en su taller de pintura, también tienen una parte dedicada a la arcilla y otra al movimiento pero el primero es el más conocido de todos.

PRINCIPIOS EDUCACIÓN CREADORA:

Todos somos diferentes, y con estas diferencias todos somos seres completos y perfectos

2º Las cosas suceden en el ámbito del juego y en este ámbito no hay objetivos sino entusiasmo, emoción.

3º Su rol es el de asistir no dirigir, dejan hacer, acompañan a quien haga falta el tiempo que haga falta desde la confianza absoluta en su capacidad.”

Texto: 2 profes en apuros

so-flow-50859

“El desarrollo de la capacidad creadora para cualquier circunstancia de la vida se basa en la posibilidad de reencuentro con todo lo que se tiene de diferente, original y personal, sin inhibiciones y lejos de la exhibición. Libre de modelos, comparaciones y juicios, el miedo desaparece, los límites se rompen y se evoluciona más allá de lo que imaginamos ser capaces. Así se puede improvisar, investigar, crear y desarrollar la actividad más seria y rigurosa que existe: el juego.

— Diraya

Arno Stern, ya muy joven, tuvo la ocasión (y la virtud) de darse cuenta de que no es la competitividad la que nos hace felices, de que no es ser mejor que otro lo que nos lleva a crear, de que no es seguir un patrón impuesto lo que nos da verdadera seguridad.

russn_fckr-66974

Arno Stern no hace gala de títulos y reconocimientos académicos, le basta su sensibilidad. No aspira a saber más que los niños y niñas, sino que se coloca a su altura para poder aprender de ellos, para servirles, desde la humildad. No pretende conducir ni cincelar la expresividad infantil, se limita a observar cómo ésta se desenvuelve cuando no se siente observada, ni juzgada, ni evaluada. No entiende la pintura como el proceso por el que llegamos a perfeccionar la imitación o interpretación de un modelo, sino como la manifestación de algo personal e íntimo, acarreado desde nuestra memoria más ancestral (lo que él denomina la “memoria orgánica”), en la que cualquier interferencia externa, cualquier intento ajeno de darle sentido, tiene un efecto destructivo. La educación creadora no es arte, porque no se origina en el deseo de comunicar ni parte de la existencia de un receptor, sino que es “el juego de pintar”. Todo lo contrario de lo que ocurre habitualmente en el proceso de socialización y de “educación artística” de nuestras niñas y niños.”

Texto: Esto no es una escuela

También te gustará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *